You are on page 1of 2

SALIR DE UNA EMPRESA E INGRESAR A OTRA ES UNA PRÁCTICA

COMÚN EN ESTOS DÍAS. SIN EMBARGO, PARA INÉS TEMPLE,


PRESIDENTA DE DBM PERÚ, SOLO TERMINAN ADAPTÁNDOSE
AQUELLOS QUE SABEN ROMPER VIEJOS PARADIGMAS.

Hablar de outplacement es hablar de procesos y técnicas que han crecido con el


tiempo. ¿Cómo ha evolucionado el tema?
DBM introdujo el concepto de outplacement a Perú en 1993. Durante los primeros años,
ayudamos a recolocarse a muchos empleados y operarios provenientes de los procesos
de privatización. En aquella época, las nuevas administraciones nos contrataban para
asesorarlos en manejar, humana y respetuosamente, las salidas de personal.
Posteriormente el servicio se consolidó en el sector ejecutivo, donde hoy tenemos más
del 90% del mercado.

En caso de una desvinculación, ¿cuál es el mejor camino para comunicarla? ¿Ser


directos con el colaborador? ¿Justificar la decisión? ¿Prevenirle tiempo antes?
Se trate de una sola persona o de un grupo de colaboradores, la desvinculación es un
momento traumático en la vida de la persona y por supuesto de la organización ya que
pone en riesgo también la motivación de la gente que queda. Por ello, es muy
importante contar con modelos de salida y planes de comunicación claros y
profesionalmente preparados que busquen respetar la dignidad del trabajador.

¿Cuán adaptable es el trabajador peruano a nuevos entornos, en comparación con


otros países de la región?
La realidad es que el trabajador peruano reacciona igual que cualquier trabajador de otra
parte del mundo. Este es un hecho demostrado por los estudios comparativos que hemos
realizado en los 86 países donde DBM opera. El trabajo en una necesidad básica de un
adulto y en todo caso, las verdaderas diferencias radican en la concepción cultural que
se tenga sobre el trabajo. Mientras alguien más se aferre al antiguo paradigma del
empleo seguro, menos se adaptará al entorno cambiante.

Un reciente reporte de DBM señalaba que el número de recolocaciones en el


primer semestre de este año había aumentado en casi 60%. ¿Qué razones
encuentra para tal crecimiento?
Primero, la coyuntura influyó en la cifra de salidas. Pero también ocurre que los
procesos y programas de outplacement de DBM utilizan know how especializado para
crisis que es reforzado por nuestra enorme experiencia en el Perú. Además realizamos
muchas actividades diarias con los ejecutivos, los contactamos con las empresas serias
de selección e incidimos en la formación de sus redes de confianza internas, las que son
muy poderosas por el nivel de gente con la que trabajamos.

Más allá del nivel de especialización, ¿de qué depende lograr una recolocación
exitosa?
Es muy importante que la persona se focalice en su programa de recolocación y en
elevar su nivel de empleabilidad. Es vital que planifique su carrera a largo plazo, tenga
claras sus habilidades, logros y resultados y que se entrene bien para enfrentar un
mercado tan competitivo como el de hoy. Estar en DBM brinda un sello de garantía que
incide positivamente en su reputación, sus contactos y el éxito del proceso.