You are on page 1of 3

c  


  
  
   
 


  c

  
  
   
 
 
         
     
  
  
  !

"Desde Buenos Aires, donde vive exiliado bajo un nombre falso, el hijo pacifista se vale
del imponente archivo familiar para reconstruir la imagen del padre terrorista:
`  ` 
    
  

  


  

  
  
   
   
  revela.

Uno de los momentos


        
    

   
   
  
 ! "


  #
$ % 
 
   


  
      
   , señala.

ë    ëc  "c


    #  $  %  "
 
c&'
  (   
 "

   
  !

 

$!&'(%')*$&', película dirigida por el cineasta argentino Nicolás Entel,


recorrió el mundo en festivales y salas de cine y llega ahora a la televisión de América
Latina. El documental, que relata la historia de Pablo Escobar desde el punto de vista de
su hijo, Sebastián Marroquín (nombre que adquirió luego de cambiar su identidad poco
antes de exiliarse con su familia en Argentina).

$!&'(%')*$&' comienza narrando la historia del jefe del cartel de


Medellín, Pablo Escobar, muerto por la policía colombiana en 1993. El documental
exhibe fotos de archivo de la familia (nunca antes vistas hasta la realización de la
película), intercaladas con los relatos de su hijo y de la esposa de Escobar, María Isabel
Santos, a la vez que se revelan aspectos hasta entonces desconocidos del llamado ³capo
narco´. Sebastián, que tan sólo tenía 16 años cuando murió Escobar, recuerda su
infancia llena de lujos, rodeado de un padre cariñoso y protector. El lado más oscuro de
éste fue descubierto por Sebastián cuando tenía aproximadamente ocho años de edad,
resultado de las noticias del momento que relacionaban el nombre de Escobar con toda
una serie de crímenes.

La película, sin embargo, no se queda sólo en el recuerdo. Además de erigirse como una
obra biográfica, culmina con un acontecimiento histórico para los relacionados con dos
de los crímenes más prominentes de Escobar en la Colombia de los años 80. Se trata del
reciente encuentro entre Sebastián y los hijos de Rodrigo Lara Bonilla y Luis Carlos
Galán, dos reconocidos políticos asesinados por orden de Escobar en 1984 y 1989,
respectivamente. El documental recoge la escena en la que Sebastián regresa a
Colombia por primera vez en 15 años, para junto a Rodrigo Lara Jr., Juan Manuel
Galán, Carlos Galán y Claudio Galán, pedir perdón por los actos de su padre. El
programa también relata la historia de ambos políticos bajo la perspectiva de sus
propios hijos (Lara era el Ministro de Justicia de Colombia y Galán el candidato más
opcionado a la presidencia en el momento de su asesinato. En aquella época, ambos
representaban la lucha contra el narcoterrorismo y encabezaban un proceso de
renovación política).

Finalmente, $!&'(%')*$&' traza la trayectoria de Sebastián Marroquín


desde la muerte de Escobar, registrando una de sus reflexiones más importantes: ³Si
quiero vivir, tengo que hacer exactamente lo opuesto a lo que hizo mi padre´.

$!&'(%')*$&' es una co-producción de Discovery Channel y Red Creek


Productions, grabada en Argentina, Colombia y Ecuador, en un proceso que duró cinco
años. Contiene canciones de Manu Chao y Tom Waits. La música original del filme fue
compuesta por el argentino Diego ³Didí´ Gutman, ganador del premio Grammy,
mientras la narración corrió a cargo del actor colombiano Jorge Enrique Abello (³Betty,
la fea´).

Cuando el narcotraficante Pablo Escobar fue abatido a tiros sobre el tejado de una casa de Medellín, en
diciembre de 1993, concluyó una intensa y larga cacería policial, y fue notable en el mundo la
satisfacción por la muerte del hombre que puso en jaque y desafió al estado colombiano.

Pero el mito del jefe del Cartel de Medellín, considerado el traficante de drogas más famoso del mundo y
uno de los criminales más despiadados que con su dinero penetró la política, el gobierno y el deporte, ha
revivido gracias al séptimo arte.

El documental "Los archivos privados de Pablo Escobar," que se estrenó en Colombia el fin de semana,
permite conocer en 70 minutos una visión diferente de quien fue en su momento uno de los hombres más
ricos y sanguinarios del planeta.

La producción, a partir de fotografías y vídeos inéditos que durante años guardó sigilosamente su familia,
es la primera de una serie de realizaciones cinematográficas que se planean rodar sobre el llamado rey de
la cocaína y su polémica vida de 44 años.

Aunque Escobar fue acusado de ordenar asesinatos de políticos, periodistas y policías, de detonar
vehículos cargados con explosivos que provocaron la muerte a cientos de inocentes en medio de su guerra
contra el gobierno y la extradición, para otros fue un hombre bueno, un "Robin Hood."

El narcotraficante, quien tuvo contactos con destacados políticos de este país sudamericano de más de 40
millones de habitantes, siempre se preocupó del bienestar de su familia y de las enormes ganancias del
narcotráfico apoyó programas sociales para ayudar a los más pobres de Medellín.

"Es un acercamiento a la personalidad de Escobar desde sus personas más cercanas," dice el director del
documental, el colombiano Marc de Beaufort.

"Van a ver un Pablo Escobar humano, lo que se filmó de Pablo Escobar a través de su familia," explica de
Beaufort.

En la producción el extinto narcotraficante aparece hablando en reuniones políticas y compartiendo como


cualquier hombre con su esposa y sus hijos los lujos que de acuerdo con las autoridades obtuvo del tráfico
de drogas y entre los que se contaban mansiones, un zoológico y carros de colección.

Hasta ahora no se habían difundido vídeos en los que Escobar apareciera hablando.

"El mérito del documental es tener los testimonios de la gente que estuvo cerca de Escobar toda su vida y
escucharlo hablar de su voz," dice la productora del filme, Francoise Nieto.

LA VOZ DESAFIANTE DE PABLO ESCOBAR


"La oligarquía podría verse, sentirse mal frente a nuestros proyectos, a nuestros problemas económicos y
también la clase política que se siente mal cuando se siente desplazada por la fuerza de nuestro
movimiento (político)," dice un desafiante Escobar en el documental, en el que aparece en camisa, sin
corbata y con su bigote y figura obesa que lo caracterizó.

En el filme aparecen la madre, los hermanos y los primos de quien fuera jefe del Cartel de Medellín, por
cuya cabeza Colombia ofreció una recompensa de cinco millones de dólares, hablando del hijo, del
hermano y del hombre de familia.

"Tengo dos camisas de Pablo y duermo con ellas debajo de la almohada. Yo no creía que era criminal ni
lo he creído nunca. A mí nunca me avergüenza ser la mamá de Pablo," dice Hermilda Gaviria de Escobar,
la madre del extinto narcotraficante.

En la producción, Luz María Escobar, una de las hermanas del capo, destaca la inteligencia del rey de la
cocaína y sus relaciones con figuras políticas de este país.

"Mi hermano tenía una cabeza muy bien puesta. Mi hermano fue el que abrió el comercio de la cocaína en
todo el mundo. La mayoría de figuras importantes de Medellín recibieron la mano caritativa de Pablo mi
hermano," relata Luz María.

El director y la productora del filme admiten que editaron muchos vídeos para evitar que en el
documental aparecieran políticos y otras personalidades publicas que más de 10 años después de la
muerte de Escobar siguen vigentes, para evitar escándalos.

"Quitamos algunos pedazos por ética profesional, porque no se trata de un escándalo político, sino de
contar una historia cinematográfica," explica Nieto quien se negó a revelar la suma de dinero que se
invirtió en el documental.

Escobar, murió cumpliendo el lema con el que por años justificó su lucha criminal y sangrienta contra el
gobierno: "Preferimos una tumba en Colombia a un calabozo en los Estados Unidos."

"Es la visión de la familia. La mamá, los hermanos, los primos, de modo que él aparece como u na
persona que no le hizo daño a nadie y los familiares tienen el derecho a defender la memoria de él," dice
el crítico de cine Alberto Duque.

Related Interests