You are on page 1of 24

PROBLEMÁTICA AMBIENTAL

Hoy los problemas ambientales son percibidos por los ciudadanos de maneras
muy distintas. Existe una preocupación constante y un interés por atacar la
problemática ambiental desde el lugar en que habitamos .
Los principales daños ambientales que se presentan a escala local son entre
otros, la contaminación del aire y del agua, el asentamiento de comunidades
desplazadas o en situación de vulnerabilidad en zonas no propicias para la
construcción de viviendas o industrias, la contaminación sonora, electromagnética
y visual. El acelerado crecimiento de las ciudades y su incontrolada expansión, ha
generado consecuencias graves y en ocasiones irreversibles. Se está produciendo
un tipo de ciudad que combina las peores consecuencias de un crecimiento físico
incontrolado, con un fuerte incremento demográfico, junto con una crónica falta de
inversiones de los gobiernos para dotarlas de la infraestructura básica y los
servicios sociales esenciales. A todo esto se le suma una cada vez más marcada
fragmentación entre un sector de la población con acceso al consumo y los
servicios, y otro sector sumido en la pobreza y a pocos pasos de la exclusión
social.

Uno de los hallazgos que más alarma es la proporción anual de pérdidas de capa
vegetal. Un promedio de 101 mil hectáreas de bosques se perdieron al año en
Colombia entre 1994 y 2001, para un total de 667.285 hectáreas. En general, el
60% de la madera cortada en los 2 bosques tropicales del mundo es exportada a
los países ricos del Norte. Las zonas geográficas críticas del país son la región
Caribe, el piedemonte amazónico y la zona andina.

La cobertura de bosques de Colombia pasó, entonces, de 56,3 millones de


hectáreas en 1994, a 55,6 millones en 2001.

PERSPECTIVAS RURALES Y URBANAS DE LA CONTAMINACIÓN

Una sociedad tecnológica tiene dos opciones. Primera, esperar hasta que
desastres catastróficos expongan las deficiencias, distorsiones y autoengaños de
sus sistemas... Segunda, una cultura puede proporcionar comprobaciones y
equilibrios sociales para corregir distorsiones sistémicas antes de que ocurran
fallas catastróficas.

La contaminación es uno de los problemas ambientales más importantes que


afectan a nuestro mundo y surge cuando se produce un desequilibrio, como
resultado de la adición de cualquier sustancia al medio ambiente, en cantidad tal,
que cause efectos adversos en el hombre, en los animales, vegetales o materiales
expuestos a dosis que sobrepasen los niveles aceptables en la naturaleza.
La contaminación puede surgir a partir de ciertas manifestaciones de la naturaleza
(fuentes naturales) o bien debido a los diferentes procesos productivos del homb
re
que conforman las actividades de la vida diaria.
¿QUÉ ES CONTAMINACIÓN AMBIENTAL RURAL?

En las décadas pasadas, Colombia basó su desarrollo y crecimiento a costa de su


medio ambiente, algo similar a lo que venía ocurriendo a nivel mundial. Los
impactos del aparato productivo sobre la naturaleza fueron muy poco tenidos en
cuenta, y la industria creada en Colombia avanzó con altos niveles de
contaminación.
Normalmente se cree que la problemática ambiental se reduce principalmente a lo
urbano. Sin embargo, en el ámbito rural existen dos elementos centrales en la
preocupación por el medio ambiente. El deterioro sistemático de los ecosistemas
y la promoción del uso sustentable de los recursos naturales.

En otras palabras: ¿cómo es posible desarrollar la agricultura sin degradar el suelo


o las fuentes de agua?; ¿cómo se mantiene la pesca artesanal sin agotar las
especies hasta el punto de la extinción?; o ¿cómo se practica la silvicultura sin
arrasar el patrimonio forestal de reservas públicas y privadas?

Por su parte, el escenario de inequidad social que actualmente vive el país,


genera, como consecuencia, un traslape poblacional degenerativo. La migración
campo-ciudad, generalmente, no encuentra las soluciones esperadas ni satisface
las expectativas de los campesinos, generando pobreza y sobreutilización del
escaso y feble recurso con que cuentan estas zonas intermedias.

La utilización de los recursos naturales se hace en forma indiscriminada, sin


inversiones, por ende, sin resguardo de un principio esencial, donde el valor to
tal
de su activo no es el producto inmediato de las utilidades del sistema, sino que
del
potencial productivo que ese sistema es capaz de desarrollar. Este error
económico no sólo hace sucumbir la empresa agrícola, sino que provoca daños
irreparables a los ecosistemas productivos.

Dadas las condiciones sistémicas del medio ambiente natural, hablar de un tipo de
contaminación específica en la zona rural es difícil porque los impactos no son
puntuales, sino que están entrelazados por la sinergia que existe entre sus
ecosistemas. La siguiente es una clasificación de los tipos de contaminación de
acuerdo con el recurso impactado.

CONTAMINACIÓN ATMOSFÉRICA

Aunque los efectos de la contaminación del aire en las zonas rurales no son tan
graves como en las zonas urbanas debido a que la producción industrial y la
utilización de combustibles fósiles es menor, las emisiones que se catalogan como
de efecto local se originan principalmente en actividades como la industria, el
transporte terrestre, quemas en actividades agrícolas, uso de combustibles fósiles
para la generación de energía, disposición de residuos sólidos, y procesos de
fermentación en actividades pecuarias. Según el Ideam las descargas que se
emiten en mayor cantidad de efecto local en Colombia son: monóxido de carbono,
metano, material particulado, óxidos de azufre, óxidos de nitrógeno y compuestos
orgánicos volátiles diferentes al metano.

La polución del aire en el campo puede ser causada por el polvo de los tractores
que están arando los campos, camiones y automóviles que están manejando por
carreteras destapadas o con gravilla, por canteras de donde extraen piedras y po
r
humo de fuego de madera y de fuego de cultivos.

CONTAMINACIÓN HÍDRICA

Desde hace casi una década se reúne cada tres años, convocado por las
Naciones Unidas, el Foro Mundial del Agua. La iniciativa nació de la creciente
preocupación de la comunidad internacional por el acelerado deterioro y
empobrecimiento de los recursos hídricos del planeta, debidos a la destrucción de
los ecosistemas que los producen y protegen, a la sobreexplotación de las fuentes
tradicionales y a su agotadora y dramática contaminación, causada por las
actividades de una población creciente y cada vez mas ávida de agua .

La consolidación de la industria y la aspersión de productos agroquímicos en


algunas áreas rurales, generan contaminación de las fuentes de agua (superficial
y subterránea) por causa de procesos agroindustriales o de la alteración térmica
del agua, cuando ésta es utilizada en procesos de enfriamiento como el caso de
las plantas termoeléctricas localizadas en las zonas periurbanas. La aspersión de
productos químicos como los fungicidas, insecticidas y herbicidas utilizados en la
actividad agrícola, arrastrados por el aire o por el agua mediante la escorrentía,
genera la propagación de intoxicaciones en los seres humanos y animales que la
consumen, la muerte de la biota propia del ecosistema, el deterioro de la calida
d
del agua y la pérdida de la biodiversidad.

El agua es parte esencial de la naturaleza, y su conservación para asegurar los


ciclos naturales que garantice la supervivencia de los ecosistemas y de las plan
tas
y animales, y a su vez los ecosistemas ayudan a regular la cantidad y la calidad
del agua, debe ser una prioridad nacional, concentrando esfuerzos en las estrell
as
hidrográficas del país como el Macizo Colombiano, el Nudo de los Pastos, el
Nevado del Huila, el Nevado del Ruiz, el Páramo de Sonsón, Tatamá, la Serranía
de los Yariguies, la Sierra Navada de Santa Marta, los Farallones del Citará, entr
e
otros. Es necesario concentrarse en el manejo y conservación de los humedales a
lo largo y ancho del país, ellos almacenan agua durante las lluvias, la liberan en
los ríos y recargan el agua subterránea, además de muchos otros servicios
ambientales fundamentales para la naturaleza misma y para la sociedad
colombiana .

El problema principal del agua en Colombia es, por tanto, un asunto de calidad
antes que de cantidad y la principal contaminación proviene de los patógenos y
nutrientes generados por la población urbana y el sector agrícola, antes que de los
vertimientos industriales.
Naturalmente, el sistema institucional y administrativo, es decir la gobernabili
dad
del agua, ocupa también un puesto destacado en nuestra problemática. Los
sistemas de captación y distribución presentan muchas fallas de diseño y de
mantenimiento que llevan a altas pérdidas y a poner en riesgo el abastecimiento
de la población en años secos, no por carencia natural de agua sino por
deficiencias en los acueductos.

Le invitamos a leer el siguiente caso que descubre una realidad nacional frente
a
la contaminación hídrica afectando en primer plano a las regiones que dependen
de estas cuencas para el desarrollo productivo.

CONTAMINACIÓN DEL SUELOS

El cultivo de tierras en lugares con pendiente aumenta la posibilidad de


agotamiento del suelo fértil, ya que es muy fácil el arrastre de tierra por acción de
la lluvia. No sólo la actividad agrícola es fuente de contaminación del suelo rural,
también la industrial, ganadera, minera y la proveniente de residuos urbanos. La
naturaleza diversa de los compuestos que se originan en estas áreas, son
ecológicamente imprevisibles. Si los compuestos son solubles se incorporan a las
plantas y a los animales que las ingieren; ejemplo de los metales como el
mercurio, plomo, cadmio, níquel, etc. (en ciertas condiciones el mercurio puede
permanecer en el suelo durante un largo periodo de tiempo). ¿Cuáles son las
formas de contaminación más drásticas que sufre el suelo rural?
La actividad minera ha utilizado grandes cantidades de leña, eliminando así la
cubierta vegetal, imprescindible para la protección del suelo. Estas prácticas se
remontan a la época de la colonia, cuando la deforestación acabó con ricas áreas
forestales y las aridizó.
La erosión también puede afectar ecosistemas lejanos, como los de la vida
marina. El suelo arrastrado al mar se deposita como sedimento y cambia la
composición del fondo marino, sepultando vegetación y cuevas, y transformando
el contenido químico de las aguas.

Es importante destacar que la erosión del suelo, además de afectar y alterar los
ecosistemas, afecta seriamente a la gente y a la economía de un lugar. Hay una
relación directa entre la disminución de la capacidad productora del suelo y la
disminución de los ingresos de la comunidad. Cuando se tala vegetación para
despejar tierras o usar leña, la capa fértil del suelo es expuesta a la lluvia y al
sol,
la corteza del suelo se endurece y se seca, impidiendo la infiltración de más agua.
Así comienza el proceso de desertificación, ya que disminuye la filtración acuosa a
depósitos subterráneos, y la capa de suelo superficial se erosiona y se convierte
en estéril.
El establecimiento de bosques ha permitido recuperar la capacidad productiva de
suelos en gran peligro de erosión, neutralizando, así, el fenómeno de la
desertificación. Los bosques protegen al suelo del efecto de los vientos y las
aguas, al contar con una red de fuertes raíces que actúan como una malla de
protección y facilitan la infiltración del agua hacia las napas freáticas ,
disminuyendo la escorrentía superficial; y, como ya hemos visto, los árboles del
Bosque a través de sus copas- interceptan el paso de las gotas de lluvia,
impidiendo su impacto sobre la tierra al encauzarlas lenta y suavemente por los
troncos hacia el suelo.

¿QUÉ ES CONTAMINACIÓN AMBIENTAL URBANA?

La conformación y el crecimiento desmedido de las ciudades, cambian las


características sociales, culturales y ambientales, dejando consecuencias de
diferente índole sobre el entorno inmediato y global. ¿Cuáles son los aspectos que
generan preocupación frente los impactos causados en el medio ambiente
natural?
La ciudad es un sistema dinámico resultante de las interacciones entre la
distribución del suelo, el uso que se asigna a cada porción del territorio delimitad
o
dentro de dicho espacio, las áreas construidas que se establecen allí y los
componentes de orden natural propios de la región. Estos elementos deben estar
destinados a ofrecer soporte a todas las actividades desarrolladas por sus
ciudadanos.

CONTAMINACIÓN ATMOSFÉRICA

Una de las consecuencias del smog sobre un área determinada es que afecta al
clima de esa área. El smog reduce la cantidad de energía solar que llega hasta la
superficie de la Tierra. En algunas ciudades, la reducción ha llegado a alcanzar
35% en días particularmente contaminados. La reducción es todavía mayor
cuando el Sol se está poniendo en el horizonte pues a medida que el ángulo
disminuye, la luz solar tiene que viajar por una mayor cantidad de aire
contaminado.

La contaminación del aire o contaminación atmosférica es el resultado de


incorporar al ambiente sustancias extrañas y formas de energía en cantidades y
tiempos de permanencia que puedan causar deterioro ambiental, alteración del
bienestar de la sociedad y/o degradación de los ecosistemas
La incorporación de estas sustancias y sus concentraciones pueden ser de origen
natural como la actividad de los volcanes, los efectos del viento, la emisión de
gases provenientes de la descomposición de materia orgánica y de origen artificial
como producto de las actividades humanas.
Como resultado de este impacto las ciudades emiten a la atmósfera gran cantidad
de gases como el monóxido de carbono CO, dióxido de carbono CO2, el óxido de
azufre SO2, óxidos de nitrógeno NOX, hidrocarburos, ozono O3 y las partículas en
suspensión. Estos gases se condensan con el agua de las nubes generando
lluvias ácidas.
Veamos un ejemplo de nuestro contexto.
Tomemos como ejemplo la calidad del aire. Según el DAMA, el 70% de la
contaminación del aire en Bogotá proviene de fuentes móviles asociadas al
sistema de transporte, al mal estado de las vías y a la disminución de la velocidad
del tránsito. ¿Cómo balancear las externalidades negativas generadas por el
sistema de transporte con las demás positivas que éste genera?

1. Un estudio de la Universidad Externado de Colombia sostiene que, para


América Latina, el transporte público es más eficaz que el automóvil pues genera
menos consumo de energía y contaminación por pasajero transportado. Esto se
logra siempre y cuando se cumplan al menos dos condiciones: que la flota de
autobuses no sea tan vieja y que consuma combustibles menos contaminantes.
En cuanto a lo primero, la ciudad ha previsto la chatarrización de buses de
modelos anteriores al año 1985 mediante la compra de contado y a precios de
mercado. Los recursos para dicha adquisición provienen del recaudo de un
componente adicional a la tarifa del servicio de transporte público colectivo
cancelada directamente por los usuarios y administrada por el Fondo para el
Mejoramiento de la Calidad del Servicio

2. Según este esquema, los sectores más pobres de la población hacen un aporte
importante para controlar una de las mayores fuentes de emisiones contaminantes
en la ciudad. Sin embargo, las empresas de transporte público de Bogotá parecen
no disponer de políticas de responsabilidad social que les permitan posicionarse
mejor en el mercado, ser más competitivas y fortalecer su reputación. Estas
empresas deben ser conscientes de que la inversión en asuntos ambientales trae
mejoras, no sólo a la empresa sino a la comunidad en general.

3. En cuanto al uso de combustibles menos contaminantes, empresas como


Ecopetrol, Ecogas, Gas Natural S. A., ESP y los talleres de conversión han creado
un programa novedoso de incentivos para quienes opten por la instalación de gas
natural vehicular (GNV). Este programa propone acciones agresivas de difusión
comercial y supervisión técnica para posicionar el GNVen el segmento de
vehículos particulares de alto cilindraje y en los automóviles de servicio público. Es
bueno recordar que más del 65% del transporte de pasajeros en Bogotá se hace a
través de automóviles y algo más del 6% por medio de buses, busetas y
microbuses.

CONTAMINACIÓN HÍDRICA

Sabe usted ¿cuántos habitantes de Bogotá habitan la cuenca del río Tunjuelito?
Se considera como contaminación del agua a la incorporación de materias
extrañas (petróleo, microorganismos, productos químicos, residuos industriales,
etc.), o al vertimiento de aguas residuales que deterioran su calidad y cantidad
y la
hacen inútil para los usos propios de su naturaleza y estado.
El río Bogotá se ha convertido en una alcantarilla a cielo abierto. Este tiene una
extensión de 380 kilómetros a lo largo de los cuales se localizan 41 poblaciones,
incluida Bogotá. Nace en el páramo de Guacheteque, municipio de Vallapinzón
(Cundinamarca) a 3.300 metros sobre el nivel del mar y desemboca en el río
Magdalena, columna vertebral del comercio fluvial colombiano, en Girardot, a 280
metros sobre el nivel del mar. Al pasar por la cuenca alta, el río Bogotá recibe
cromo, sulfuros, sangre y excrementos de las curtiembres y los mataderos. En su
paso por la capital del país recibe 442 toneladas diarias de desechos, 89
kilogramos de plomo, 5,2 toneladas de detergentes y 1.473 toneladas de sólidos,
además de mercurio y cadmio .

Muchas ciudades del mundo se han desarrollado alrededor de mares, lagunas y


ríos. El crecimiento incontrolado y la falta de planificación en el manejo de los
recursos, especialmente del recurso hídrico ha contribuido a que la mayor parte de
los ríos cercanos a las concentraciones urbanas se encuentren en estado
lamentable, lo que incide en el deterioro y la baja disponibilidad del recurso p
ara el
consumo humano y el consecuente peligro para la salud de la vida animal y
vegetal. Las principales causas del deterioro del recurso hídrico, propio de las
fuentes que se encuentran en las zonas urbanas son las siguientes:

Uno de los aspectos más críticos de la contaminación hídrica de las ciudades,


especialmente en Bogotá, es el deterioro de los humedales, únicos ecosistemas
que cumplen labores cómo: el equilibrio y la regulación del flujo hídrico, son
estaciones de paso y lugares aptos para la reproducción de muchas aves
migratorias y sirven como hábitat de especies animales que no se encuentran en
otros ecosistemas del planeta. Los humedales se han visto afectados desde
tiempo atrás, debido al desconocimiento de las personas en cuanto a su
importancia ecológica, son utilizados para disponer residuos líquidos y sólidos
como los escombros generados por la construcción o son deforestados con la
intención de secarlos para desarrollar proyectos urbanísticos.

Se hace necesaria y urgente una educación ambiental que propenda por la


concientización de los ciudadanos frente a la problemática local y global generada
por la contaminación de las aguas en el mundo. De no tomarse las medidas
adecuadas para el cuidado y la buena administración de este recurso se
encontrarán en riesgo las posibilidades de desarrollo y la vida misma del planeta.

CONTAMINACIÓN DE LOS SUELOS

En las zonas urbanas el suelo sufre un importante proceso de transformación, en


cuanto a su uso se refiere, lo que directamente muestra una afectación de su
estado natural. El suelo urbano sufre grandes presiones, dadas especialmente por
la contaminación. En áreas donde todavía se mantienen algunas características
naturales sufre por disposición y acumulación de desechos orgánicos e
inorgánicos.
Otros graves problemas ambientales, además de la contaminación del río Bogotá,
son los conflictos por el uso del suelo. Un ejemplo: con el crecimiento del Dist
rito
Capital y los municipios circunvecinos se están ocupando áreas agrícolas
altamente productivas para usos residenciales, industriales, turismo, recreativo
s y
de servicios educativos. La alta demanda de manera desproporcionada el precio
de la tierra desplazando a campesinos y sus actividades agrícolas y generándose
una continua praderización y destrucción de bosques en el territorio, o
especialización en actividades de alto rendimiento como las flores y la ganadería
lechera intensiva. Las regiones que se encuentran en el centro del Departamento
de Cundinamarca demandan gran consumo (residencial e industrial) de agua; y,
finalmente la contaminación del aire y los voluminosos residuos son fuente
creciente de conflictos ambientales .

La erosión acelerada ocurre cuando el hombre rompe el equilibrio del suelo con su
ambiente y le pone en condiciones de inestabilidad mecánica. Es responsabilidad
de cada uno de los profesionales y de las personas dedicadas a la agricultura y
la
ganadería y a actividades que tienen que ver con el uso del suelo, contribuir en
alguna forma al buen manejo y defensa de éste, para un mejor usufructo actual y
de las futuras generaciones, considerando que mucha parte del progreso en esas
actividades depende de la conservación que se dé a los centímetros de espesor
que tiene le suelo.
La urbanización es el avance y crecimiento de las ciudades y la edificación de
nuevas poblaciones, las que generalmente se ubican sobre suelo fértil. De esta
forma se pierde el mejor suelo agrícola, se impide la recarga de los depósitos de
agua subterránea y se destruye mucha microflora y microfauna que vive en el
suelo. Una gran parte de los suelos con alto potencial agrícola de muchos países
se encuentran dentro de límites urbanos y el rápido crecimiento de las urbes
amenaza las tierras.

Veamos un caso común relacionado con los hábitos de vida del hombre citadino
actual, que continuamente por el nivel de vida y otras condiciones emplea cada
vez con mayor frecuencia.

Los componentes del PVC resultan peligrosos en cualquiera de sus etapas de


fabricación, utilización y eliminación. Más del 50% de los materiales de
construcción contienen este plástico, y alrededor de un 15% de los envases que
usamos diariamente. Muchos de los componentes utilizados en la fabricación del
PVC se han demostrado como cancerígenos. El 30% del cloro que alcanza la
atmósfera procede de las emisiones por incineración del PVC, proceso este que
genera igualmente grandes cantidades de dioxinas muy perjudiciales para la
salud. Sus efectos podrían evitarse sustituyendo del PVC por otros materiales
ecológicos, como el látex.

EFECTOS EN LAS COMUNIDADES URBANAS


En principio todos los seres vivos no abandonan un ecosistema si se encuentran
cómodos y tienen las condiciones básicas que les garanticen su supervivencia y
la de su especie. El ser humano como ser biológico no puede sustraerse a esta
realidad, por tanto, refleja esta característica natural en el hábitat citadino. Cua
ndo
un entorno se hace hostil y no provee las oportunidades de supervivencia y
desarrollo, sencillamente se ve obligado a buscar un nuevo lugar que posibilite
la
supervivencia, así sea en condiciones precarias o a desarrollar otras actividades
que le garanticen lo mínimo para subsistir.

Los problemas socioambientales más graves que afectan el entorno urbano son:
En grandes ciudades, los problemas ambientales se presentan a gran escala y en
todos los recursos naturales, debido a la diversidad de actividades desarrollada
s
en su territorio durante las veinticuatro horas del día. Estos no sólo inciden sobre
el ambiente natural que circunda la ciudad, también afectan el ambiente construido
en cuanto a la planificación y presentación de la ciudad como hábitat humano y
especialmente el ambiente psicológico ya que configura una forma de percibir y
valorar el entorno, constituyendo una clase de individuo indiferente ante el
deterioro de la naturaleza, el empobrecimiento de sus congéneres y lo que es peor
aún, sin sentido de vida frente a su futuro y al de las nuevas generaciones.

Desde la administración pública y privada se hace necesario un manejo


planificado y organizado del territorio y sus recursos que permita a los habitan
tes,
visitantes y a la población flotante disfrutar de posibilidades de movilidad y
habitabilidad que garanticen una mejor calidad de vida dentro de un marco de
desarrollo sostenible.

Los comportamientos individuales determinan los comportamientos grupales y


éstos inciden directamente en la clase de sociedad que se construye. Los
problemas socioambientales más graves que afectan al ambiente psicológico son:
Igual que en el ambiente natural, el ambiente psicológico es sistémico y las
conductas de los individuos influyen sobre la calidad de vida de sus iguales. La
falta de valores éticos que contribuyan a la construcción y a la consolidación de
una sociedad humana planetaria, justa y equitativa, pueden conducir a que el ser
humano como especie desaparezca de la faz de la Tierra con mayor rapidez que
los recursos naturales a causa de la contaminación o antes de que la ciencia y la
tecnología puedan dar respuestas a los problemas ambientales.

CONTAMINACIÓN DEL ESPACIO PÚBLICO


. Contaminación del espacio Público

Espacio público es aquel espacio de propiedad pública, dominio y uso público.


El espacio público es el conjunto de inmuebles públicos y los elementos
arquitectónicos y naturales de los inmuebles privados destinadas por naturaleza,
usos o afectación a la satisfacción de necesidades urbanas colectivas que
trascienden los límites de los intereses individuales de las habitantes .
El espacio público abarca, por regla general, las vías de circulación abiertas:
calles, plazas, carreteras, parques, así como ciertos edificios públicos, como
estaciones, bibliotecas, escuelas, hospitales, vías y otros, cuyo suelo es de
propiedad pública. Pero también cobija aquellos recursos naturales protegidos o
que se consideran intocables para la realización de obras o implantación de
actividades con fines urbanísticos y comerciales. Por lo general representan un
valor ecológico y ambiental que debe protegerse y conservarse.

El espacio público es el elemento articulador y estructurante fundamental del


espacio en la ciudad, así como el regulador de las condiciones ambientales de la
misma, y por lo tanto se constituye en uno de los principales elementos
estructurales de los Planes de Ordenamiento Territorial.

Uno de los principales problemas de contaminación que hoy nos aqueja es la


contaminación de este espacio público, ya que tanto el espacio rural como urbano
se ve diariamente amenazado por una serie de agentes externos que son
producto de las actividades humanas, que trasgreden las normas mismas, creadas
paradójicamente como un control al desmedido e indiscriminado uso de este
espacio.

Una de las más importantes características de la consolidación de un área urbana,


es la concentración de población humana, configurando así el paisaje urbano.

Este se encuentra influenciado por las relaciones sociales, culturales y simbólica


s
de la ciudad y por lo tanto es uno de los componentes de su calidad de vida.
En este sentido, cuando se habla de suelo urbano es necesario referirse a espaci
o
público, entendido como parte esencial del ambiente urbano y con funciones
sociales específicas.

Debido a la dinámica de las grandes ciudades, se ha generado contaminación por


la falta de planificación adecuada al crecimiento urbano y la ocupación de áreas
peatonales que impiden cumplir su función y disminuyen el área efectiva de
espacio público.

. Contaminación visual

Este tipo de contaminación está asociada básicamente a las ciudades; tiene que
ver con la invasión de múltiples medios de propaganda y publicidad en calles y
diferentes sitios públicos, los cuales sobresaturan y conllevan una pérdida
paisajista del espacio público. La contaminación visual se refiere al abuso de
ciertos elementos no arquitectónicos que alteran la estética, la imagen del
paisaje tanto rural como urbano.
Vallas, escombros, publicidad indiscriminada, panfletos, basura, antenas, torres
de
energía, no provocan contaminación por sí mismos, pero se convierten en agentes
contaminantes cuando no se les da un uso y si es el caso un espacio determinado
para su ubicación.
Nuestra sociedad ajena a la problemática ambiental es la que permite la aparición
indiscriminada de estos elementos que implican la denominada contaminación
visual, ya que sobresaturan el espacio.

La contaminación visual es cada vez mayor en la medida que los asentamientos


humanos crecen, se percibe desorden, falta de planeación, desequilibrio en la
armonía y estética de los espacios; ello impacta en las actividades que el hombre
realiza y en su calidad de vida. Lo más grave es que al estar en la sociedad de
consumo, la publicidad por ejemplo, busca cada vez mayores espacios y
estímulos para atraer, impactar y generar el ciclo de negocio sin importar
las consecuencias que esto genera. Otro ejemplo, son las frecuentes fachadas
destruidas u ocultas por la superposición de carteles, estructuras metálicas y
chimeneas. La arquitectura aparece desvalorizada y miniaturizada. El cielo ocult
o
por cables y antenas. El espacio público desvirtuado e invadido por postes, el
tránsito peatonal entorpecido; y la vegetación destruida.

Una ciudad con contaminación visual denota un estado con falta de política para la
ciudad, con una regulación deficitaria o inexistente del espacio público y privado.
La contaminación visual debe ser considerada definitivamente como un tema
ambiental, y se debe legislar en concordancia.

. Contaminación por ruido

La contaminación por ruido se define como aquella que supera los márgenes
tolerables de exposición causando daños tantos psicológicos como fisiológicos.

Los altos niveles de ruido que se han medido en los centros urbanos del país, son
causados principalmente por los vehículos de transporte, el comercio, las
actividades de construcción y la industria manufacturera. Además, dado que la
mayoría de automóviles no poseen sistemas efectivos de mitigación del ruido,
teniendo en cuenta las bajas especificaciones de las vías y las congestiones de
tráfico, los niveles de ruido aumentan rápidamente. La mayoría de las industrias
manufactureras no cuentan con sistemas para el control del ruido, luego no es ra
ro
que la principal enfermedad profesional sea la hipoacusia (pérdida de la capacidad
auditiva).

Por ejemplo las empresas que utilizan máquinas o vehículos que generan ruidos
altos (sus empleados deben usar audífonos de protección) o los vendedores
ambulantes, quienes son susceptibles a enfermedades que comprometen su
capacidad auditiva.
Adicionalmente, la operación de aeronaves contribuye en parte significativa a la
generación de ruido en importantes ciudades, como es el caso de los sectores
aledaños al terminal aéreo de Bogotá, el Aeropuerto El Dorado.

BIBLIOGRAFÍA
ALCALDÍA DE BOGOTÁ. Ideario Ético. 2.005.
BONET, A. Las claves del Urbanismo. Ed. Ariel. Barcelona, 1989.
COPETE, Alejandro. Ecología y Medio Ambiente en Recursos Naturales y Medio
Ambiente.
Departamento Técnico Administrativo del Medio Ambiente DAMA. Bogotá. 1.999.
ESPASA CALPE. Diccionario de la Naturaleza: Hombre, Ecología y Paisaje.
Madrid. 1.993.
LOVELOCK, James. GAIA. Una ciencia para curar el planeta. Editorial Integral.
Barcelona
España. 1.991.
PNUD. Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. Informe sobre el
Desarrollo
Humano. Nueva York, 1997
PNUMA. Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente. MISIÓN
RESCATE: Planeta
Tierra. Edición Infantil de la Agenda 21. Editorial Larousse. Buenos Aires,
Argentina.1.994.
PUJOL, R. y otros. Los Grandes Problemas Actuales de la Población. Editorial
Síntesis. Madrid.
1.993.
VIDART, Daniel. Filosofía Ambiental: El Ambiente como Sistema. Editorial Nueva
América.
Bogotá. 1.997.