You are on page 1of 22

PRESENTACIÓN DEL CASO No 2

Empresa: Muriel Mining Corporation

País: Estados Unidos


Domicilio principal: Estado de Colorado
Sucursal en Colombia: ciudad de Medellín, departamento de Antioquia.
Matricula No. 21-211917-8
Nit: 800176850-1
Representante legal: Michell Juilland, cc 9768596
Vicepresidenta: Ana Cristina Restrepo Cuartas

La sociedad Muriel Mining Corporation, fue constituida por escritura pública


número 873 el 15 de mayo de 1992 e inscrita en la Cámara de Comercio de
Medellín el 23 de mayo de 1996.

El 29 de marzo de 2005 la empresa cambio su domicilio en Colombia pasando del


municipio de Titiribí al municipio de Medellín, ambos en el departamento de
Antioquia.

Actualmente sólo se conoce su presencia en los departamentos de Antioquia y


Chocó donde es beneficiaria de nueve permisos otorgados para la explotación de
cobre, oro y molibdeno en la cordillera occidental, en una zona que cubre 16.000
hectáreas.

Propósito de la empresa:

Formular propuestas de concesión minera y celebrar los respectivos contratos con


la autoridad minera competente, para la prospección, exploración, construcción y
montaje, explotación, beneficio, transformación, transporte y promoción de los
minerales que se encuentren en el suelo o subsuelo del área de la concesión, en
cantidad y calidad aprovechables, para apropiárselos mediante su extracción o
captación. Para este fin la empresa puede:
• Realizar los trabajos, estudios y obras necesarios para establecer la
existencia de los minerales y poderlos explotar.
• Ejercer la facultad de instalar y construir, dentro de la zona del contrato y
fuera de ella, los equipos, servicios y obras que requiera para el ejercicio de las
servidumbres que permite la legislación minera.

Política corporativa y visión comercial:

• La población creciente del mundo requiere de minerales y metales en


abundancia para su desarrollo.
• Actúan de acuerdo a la legislación colombiana
• Buscan generar valor con nuevas exploraciones de depósitos minerales y
con su explotación
• Acatan las prácticas internacionales para la operación minera.
• Realizan minería a mediana y gran escala, para ello cuentan con los
recursos técnicos, gerenciales y financieros que se requieran.
• Respetar las costumbres y tradiciones de los pueblos indígenas que
habitan el área de desarrollo del proyecto.

Para el desarrollo de la etapa exploratoria, la empresa Muriel Mining Corporation,


sucursal Colombia, tiene un acuerdo con la empresa RIO TINTO MINING AND
EXPLORATION LTD para que desarrolle dicha etapa en las zonas de los nueve
permisos otorgados a la Muriel.

Proyecto Mandé Norte:

Proyecto Mande Norte, es un megaproyecto minero en el cual el gobierno


colombiano, a través de INGEOMINAS y la gobernación de Antioquia, por
delegación al Gobierno Nacional, han otorgado nueve títulos mineros a la
Empesa Minera La Muriel Mining Corporation para explotar y comercializar las
reservas de cobre y los subproductos de oro y molibdeno que se encuentran en
los municipios de Carmen del Darién (Chocó) y Murindó (Antioquia), recursos
naturales no renovables que se encuentran en gran parte de la cordillera
occidental y que hacen parte del denominado "Batolito de Mandé, que emerge
desde Bagadó, pasa por el Carmen de Atrato y llega hasta Murindó, haciendo un
recorrido de sur a norte, desde el Alto hasta el Medio Atrato, en territorio tanto
Chocoano como Antioqueño”. 1

Antecedentes

Desde la década de los 70, concretamente en 1972, Ingeominas inició estudios


de prospección geológica superficial en la zona en convenio con Naciones
Unidas, realizando un primer estudio en los municipios de Murindó, Frontino y
Dabeiba (Antioquia) y Riosucio (Chocó). Otro estudio geológico minero reportado
en esta misma zona son los trabajos de prospección sobre el cerro "Careperro",
jurisdicción del municipio de Murindó, en el cual Según (Guarín y Álvarez, 1977)
el área en estudio resultó ser apta para yacimientos de cobre, encontrándose
minerales como Pirita (FeS2), Calcopirita (CuFeS2) en orden de abundancia;
seguidos por Sornita (CuSFeS4), Molibdenita (MoS2) y Malaquita (Cu2CoH2 C03)
respectivamente.

Entre 1973 y 1976 varias empresas extranjeras hicieron ofertas al gobierno


nacional para la exploración y explotación, entre ellas la Amoco Colombian Oil
Company, transnacional norteamericana hoy fusionada con la PH Billington. En
1995 la empresa CYPRUS a través de Minera ANTACORI adelantó otros estudios
en este sentido. En 2002 la empresa cubana GEOMINERA S.A realizó

1
Una mirada a la minería a través de los derechos humanos. Pastoral Social, Diócesis de Quibdo. Cartilla
apoyada por Suippcol, 2004.
prospección minera para INGEOMINAS con el fin de determinar las áreas de
mayor riqueza y el tipo de mineras existentes en la zona y lo que se obtiene en los
resultados del esta primera fase concuerdan en gran medida con las que han sido
otorgadas actualmente a la Muriel Mining Corporation.

Localización:

El proyecto se encuentra ubicado en el costado noroccidental de Colombia,


en jurisdicción de los municipios de Carmen del Darién (Chocó) y Murindó
(Antioquia). Siendo la principal vía de acceso entre estas dos localidades el
río Atrato, donde la ruta más corta al área de influencia del proyecto es por el
río Murindó hacia el caserío de Bartolo y por trocha al cerro Careperro y la
comunidad indígena de Coredocito.

Aspectos técnicos del proyecto en el área de intervención

De acuerdo con la información conocida y suministrada de manera fragmentada a


las comunidades negras e indígenas y sus organizaciones, la extensión de la
zona de potencial minero inicialmente abarca 160 kilómetros cuadrados, es decir
16.000 hectáreas distribuidas en ambos municipios en territorios colectivos de
comunidades negras y territorios tradicionales del pueblo Embera que habita en el
resguardo del Río Murindó, donde se han identificado y reconocido 4 zonas de
interés, las cuales han sido primariamente caracterizadas por indicadores
geológico-mineros y geoquímicos. Estas zonas comprenden: Zona de Táparos y
Jarapetó en jurisdicción del Carmen del Darién, La Rica en el Carmen del Darién
Y Murindó respectivamente y Zona del Río Murindó. Estas zonas de potencial
minero para Cobre y Oro presenta un área de de 16.000ha cubiertas con 9 títulos
mineros o contratos de concesión, siete (7) de los cuales son firmados entre la
Muriel Mining Co y INGEOMINAS, y dos (2) con el Gobernador de Antioquia
ANIBAL GAVIRIA CORREA. Estos son:
Tabla 1 Títulos mineros Otorgados a la Muriel Mining Co.
Título punto coordenada coordenada area municipio
norte este en
hec.
1. FJF 1. 1270.000 1045.000 2.000 Carmen del
– 081 2. 1280.000 1045.000 Darién

3. 1280.000 1043.000
4. 1270.000 1043.000
2. FJF 1. 1270.000 1047.000 2.000 Carmen del
– 082 2. 1270.000 1045.000 Darién

3. 1280.000 1045.000
4. 1280.000 1047.000
3. JF 1. 1270.000 1049.000 2.000 Carmen del
– 083 2. 1280.000 1049.000 Darién

3. 1280.000 1047.000
4. 1270.000 1047.000
4. FJF 1. 1270.000 1051.000 2.000 Carmen del
– 084 2. 1280.000 1051.000 Darién

3. 1280.000 1049.000
4. 1270.000 1049.000
5. FJF 1. 1270.000 1052.000 1.500 Carmen del
-085 2. 1270.000 1047.000 Darién

3. 1267.000 1047.000
4. 1267.000 1052.000
6. FJF 1. 1270.000 1047.000 1.500 Carmen del
– 086 2. 1270.000 1042.000 Darién

3. 1267.000 1042.000
4. 1267.000 1047.000
7. FAE 1. 1266.000 1052.000 1.000 Murindó
– 081 2. 1267.000 1052.000
3. 1267.000 1042.000
4. 1266.000 1042.000
8. 1. 1264.000 1052.000 2.000 Murindó
GDA- 2. 1264.000 1042.000
6196
3. 1266.000 1042.000
4. 1266.000 1052.000
9. 1. 1262.000 1052.000 2.000 Murindó
GDA- 2. 1262.000 1042.000
6197
3. 1264.000 1042.000
4. 1264.000 1052.000

Fuente: MURIEL MINING CORPORATION.2005. Proyecto "Mandé Norte".


Medellín.25p

La perforación explotaria2 se iniciaría de acuerdo a lo estipulado en el proyecto en


la zona de la Rica, la cual muestra el mayor potencial geológico, con un
campamento central ubicado cerca de la confluencia de la quebrada la Rica con el
río Coredocito. Se contemplan cinco perforaciones con profundidades entre 300 y

2
Su duración aproximada tiende a ser de 4-6 meses de ser positivo se procederá a una exploración sistémica
con una duración de 2 años y 4 máquinas de perforación con cerca de 40.000 metros perforados en 80 a 100
pozos. Entre la iniciación de la perforación exploratoria hasta la producción de la primera tonelada de
producción de minerales pueden transcurrir entre 7 y 8 años, donde solamente al comienzo de la producción
se generarán regalías. La etapa de producción puede llevarse un tiempo aproximado de 20 a 30 años con un
volumen de extracción de 60.000 a 70.000 toneladas diariamente.
500 metros, para un total de 2000 metros de perforación. Se utilizará un equipo de
perforación de mediana capacidad el cual será transportado preferiblemente por
helicóptero. El desplazamiento del taladro a otros sitios de perforación requerirá
de la apertura de trochas y en cada sitio donde se ubique la máquina, se harán
explanaciones de aproximadamente de 8 x 8 metros. El hueco de la perforación
tendrá un diámetro variable entre 4 y 6 cm.

Con respecto a las acciones para mitigar el impacto ambiental se contemplan una
serie de medidas que suelen ser las mínimas exigidas por la normatividad y las
autoridades ambientales competentes entre las que se enuncian: Control y
manejo del agua, control atmosférico, manejo y disposición final de residuos
sólidos y líquidos, conservación del suelo y manejo de cobertura vegetal, fauna y
flora, notándose una mínima y relegada intervención sobre la dimensión cultural
de los impactos ambientales.

Se considera por lo demás de magnitud despreciable el impacto ocasionado por la


perforación de diamantina donde se requiere según la misma empresa de
pequeñas cantidades de agua tomada de fuentes cercanas para el enfriamiento
de las brocas de los taladros. En algunos casos se requeriría de aditivos
biodegradables o bentonita para aumentar la velocidad de penetración.

Ante el interrogante de las comunidades por el daño e impacto ambiental, cultural


y territorial tanto la empresa como el gobierno nacional han manifestado que "esta
fase no requiere ni es obligatorio estudio de impacto ambiental”.

Contexto de la zona donde está ubicado el proyecto Mandé Norte:

En los últimos diez años, las estructuras paramilitares que hacen presencia en la
región, han cometido cientos de crímenes catalogados por el derecho
internacional como de lesa humanidad. Los mismos se han cometido en las zonas
del bajo Atrato y el Urabá, en los departamentos de Antioquia y Chocó.

“Durante estos años han desarrollado un modelo de represión, de control y de


seducción en tres fases de operación, posible solamente por la TOLERANCIA,
PARTCIPACION, AQUIESCENCIA de la Brigada 17 y Brigada 4, que persiste
hasta el día de hoy. Primera fase del Arrasamiento Colectivo – Destrucción de
lazos colectivos. Segunda fase de persecución selectiva, control de población y de
bienes, sitiamiento. Tercera fase de ocupación territorial explotación maderera-,
agronegocios, explotación de recursos naturales, obras de infraestructura para el
mercado mundial y desterritorialización mental, espiritual de pueblos y
3
comunidades” . Ello se ha logrado, como se dijo, gracias al desarrollo de
operaciones conjuntas entre el ejército y los grupos paramilitares tales como la
operación “Génesis” en 1996 y la operación “Tormenta del Atrato” en diciembre de
2002

Dicha lógica ha permitido posicionar una idea del desarrollo que se


fundamenta en la explotación irracional de los recursos naturales y la violencia
contra las comunidades (desapariciones forzadas, asesinatos selectivos,
masacres, torturas, quema de casa y cosechas, bloqueo económico, entre otras)
para propiciar el desplazamiento forzado y posteriormente la entrada de
empresas nacionales y extrajeras.

Importancia de los metales que van a ser explotados:

El cobre esta dentro de los metales conocidos como industriales. Después del
hierro es el metal más útil en la industria. Se emplea para fabricar conductores
eléctricos, utensilios domésticos y aleaciones para obtener latones y bronce.
Además dentro de sus propiedades se incluye la alta conductividad, el reciclaje y
la resistencia a la corrosión, lo que hace que sus usos vayan desde la

3
Comisión Intereclesial de Justicia y Paz.
superconductividad hasta la transmisión de datos a alta velocidad, fabricación de
microprocesadores, energía solar y almacenamiento de desechos nucleares. De
acuerdo con los estudios de este metal, la alta conductividad del cobre es una
cualidad esencial porque permite un uso más eficiente de la energía y de esa
manera no sólo influye en la calidad de los productos que lo incorporan, sino que
contribuye al objetivo de quemar menos combustibles fósiles, lo que abre el
campo e utilización y por ende el mercado internacional de este metal.

En el caso de la transmisión de datos, especialmente para Internet, la introducción


de una tecnología conocida como DSL permitió aumentar la capacidad de los
alambres de cobre. El nuevo sistema ha entrado con mucha fuerza en el mercado
y su uso seguirá creciendo como alternativa de conectividad, pues puede
aprovechar infraestructura ya existente y eso se refleja en sus costos. En el eso
de los microprocesadores, los fabricantes ya optaron por el cobre como material
para construir nuevos modelos de alta velocidad, por sus propiedades de
conductividad eléctrica y térmica.

El mundo industrializado consume entre 10 Y 20 kilos de cobre por persona, diez


veces más que el mundo en desarrollo. Actualmente países como India y China
tienen fuerte demanda de este recurso. Pero el consumo en general podría
aumentar. Los 137 millones de computadoras del año 2000 se han transformado
en más de 220 millones en el 2005, que ocupan alrededor de 550 mil toneladas de
cobre. Los teléfonos celulares, que hoy se calculan en 926 millones, han utilizado
720 millones de toneladas de cobre.

Actualmente el precio del cobre se cotiza en 324.183 centavos de dólar por libra.
Es decir que se encuentra ascendiendo según lo señalado por analistas. Las
proyecciones del consumo global de cobre refinado en el largo plazo se basan en
las expectativas de crecimiento de la producción industrial y en la intensidad de
uso del metal. Dichas proyecciones apuntan a un crecimiento de 3,6% anual en el
periodo 2005-2012.
Para abastecer este consumo proyectado se requerirá expandir la producción de
mina de cobre en unos 5 millones de toneladas de capacidad anual de producción,
de las cuales unos 2 millones están constituidos por proyectos mineros en
ejecución o que tienen una alta probabilidad de entrar en operación de aquí al año
2008.

En el mismo sentido el Molibdeno es un metal esencial desde el punto de vista


biológico y se utiliza sobre todo en aceros aleados. Estas aleaciones se usan en la
construcción y en piezas de aviones y automóviles; como catalizador en la
industria petrolera; se emplea en la industria nuclear, en distintos pigmentos para
pinturas, tintes, plásticos y compuestos de caucho.

Históricamente el precio del molibdeno se ha mantenido en rangos entre los US$2


y US$5 la libra, pero en los últimos meses se ubicó en un valor promedio anual de
US$32 la libra. Las proyecciones más conservadoras apuntan a que el precio del
molibdeno durante el 2006 se ubicará en un piso de US $20 la libra.

DERECHOS VULNERADOS:

1. Declaración Universal de los derechos de los pueblos

a) Derecho a la existencia: artículos del 1 al 4

b) Derecho económicos: artículos del 8 al 12

c) Derecho al medio ambiente y a los recursos naturales: artículos del 16 al


18

2. Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo ratificado en


colombia mediante la ley 21 de 1991.

- El derecho a la autodeterminación de los pueblos y tribales (Art. 4 ) .


- El derecho a la integridad cultural y protección de los bienes y las
instituciones que adopten para su pervivencia. (Art.5)

- La protección de las tierras, entendiendose por ellas el habitat y todo el


territorio indígena en todo su conjunto, es decir, las áreas que permantente han
ocupado, sino además las que tradicionalmente y ocasionalmente han ocupado
para la cacesería y otro tipo de usos. (Art. 15)

3. Legislacion Nacional:

A). Nuevamente la ley 21 de 1991 consulta previa: El derecho a la consulta


previa para cualquier tipo de medida administrativa, legislativa, polítcas o
programas que se adopten en territorios indígenas. pero también esta misma
ley señala que la consulta previa tiene que surtirse desde la etapa misma de
prospección minera en terirorios indígenas. Señala además que se debe
adoptar procedimientos adecuados a los usos y costumbres de los pueblos y
debe darse de manera libre y sin presiones (Arts 6 y XXXX).

B). La Constitución Politica de 1991: La obligación del Estado a proteger


diversidad etnica y cultural (artículo 7). La protección de los bienes y
patrimonio cultural de la nación (Art. 8 y 10). La inembargabilidad, la
inalienabilidad y la imprescriptibilidad de los territorios indígenas y de las tierras
comunales los grupos etnicos (Art 63 o 68 XXXX). La consulta de los
indígenas cuando se adelanten en sus territorio la explotación de los recursos
naturales (art 330).

En la zona del proyecto Mandé Norte conviven emberas y afrodescendientes, que


subrovieron a la esclavitud, a la presión colonizadora, al despojo de los titulos
colectivos coloniales (grandes resguardos como la de San Carlos y Cañas Gordas
en Antioquia). En la actualidad han sobrevivido a la presión del conflicto armado,
a los señalamientos, al acoso en sus territorios por actores armados, al bloqueo
economico. Han sobrevivo a los grandes megaproyectos que mucho daño han
ocasionado a los territorios: perdida de recursos naturales, la biodiversidad y el
conocimiento ancestral, han quebrantado la identidad cultural, la crisis social y
política de las comunidades, han generado debilidad en la autonomía y han
marigando a la población en la toma de decisiones.

C. Sentencias de la Corte Cosntitucional de Colmbia. Existe un reconocimiento


de la consulta previa como derecho fundamental para los grupos etnicos en
tando que éste está asociado para los pueblos indígenas y grupos etnicos a la
defensa del derecho fundamantal al territorio y a obtener información sobre los
proyectos que afectan a sus territorios (Sentencia SU 330 de XXXX). El
territorio como derecho fundamental en tando que en ella se desarrolla la
identidad cultural, la autonomía, la cosmogonía de cada pueblo, la organización
política y social, desarollan su agricultura, conservan su medicina, el
conocimiento ancestral, la justicia propia (sentencia 380 de 1993)

La vulneración del derecho fundamentral al terrtiorio se evidencia en entato que el


proyecto va a afectar de manera directa e indirecta cerca de siete resguardos
indígenas en los municipios de Murindó, Dabeiba, Frontino (en Antioquia) y
Carmen del Darien en Chocó. Es decir, no solo serán los 16 mil hectáreas
entregadas en concesión, sino los demás territorios aledañas que comparten la
misma lengua, los mismos usos y costumbres, los mismo espacios geograficos, la
misma economía y además la misma estrechez territorial.

4. Derecho a la seguridad, a la honra, dignidad, la existencia física y espiritural


tanto de los líderes y los miembros de las organizaciones indígenas y de
organizaciones defensoras de derechos humanos que difienden los derechos
las comunidades, toda vez que, existen señalamientos por parte de la Empresa
y consultores que ellos pagan de ser manipuladores de las comunidades y
simpatizantes de la guerrilla, motivo por el cual y por recomendación sus
consultores la entrada de la fuerzas militares en la zona para facilitar la
ejecución del proyecto. A raíz de esta recomendación la Empresa la Muriel
viene solicitando apoyo del Ministerio de Defensa y en ese sentido van a
instalar una brigada movil del Ejecercito de Alta montaña en la zona del Atrato
Medio Antioqueño.

Pese a lo anterior, ni el gobierno nacional ni la empresa minera adelantaron


mecanismos para consultar a las comunidades negras e indígenas de la zona
sobre la viabilidad del proyecto, como está previsto por ejemplo en el Convenio
169 de la Organización Internacional del Trabajo, que en uno de sus apartes
señala que los pueblos tienen el derecho a "decidir sus propias prioridades en lo
que atañe al proceso de desarrollo¡ en la medida en que éste afecte a sus vidas¡
creencias¡ instituciones y bienestar espiritual y a las tierras que ocupan o utilizan
de alguna manera¡ y de controla( en la medida de lo posible¡ su propio desarrollo
económico, social y culturalu.4

De acuerdo con el mismo Convenio:" El Estado debe consultar a los pueblos


indígenas, mediante procedimientos apropiados, cada vez que se prevean
medidas administrativas o legislativas que puedan afectar a las comunidades
étnicas". A través de éste instrumento se asegura la protección de los valores
culturales, sociales y económicos de los pueblos, y en su ejercicio se ofrece la
oportunidad de informarse sobre los proyectos y obras de infraestructura que
pretendan realizarse en sus territorios. Ejecutada de buena fe y en debida forma,
la consulta asegura que las comunidades opinen sobre los impactos que pueden
generarse en su cultura, y que decidan sobre la conveniencia de un proyecto, lo
que implica además el respeto por la autonomía y gobierno propio de estas

4
Convenio 169 de la OIT
comunidades.

En este caso no se ha cumplido ninguno de estos derechos y por el contrario el


gobierno nacional otorgó los permisos sin siquiera informar a las comunidades
pese a que los indígenas en ocasiones anteriores habían manifestado su interés
de hacer valer el derecho preferente que les otorga la legislación nacional.

Después de otorgados los permisos, la empresa minera Muriel ha convocado a


una serie de reuniones aisladas con las autoridades administrativas locales, los
cabildos y concejos comunitarios, las organizaciones étnicas y la iglesia, entre
otras, con el fin de asegurar la implementación del proyecto sin cumplir con los
derechos y pretendiendo evitar la oposición al mismo. Ante los cuestionamientos
de las comunidades y sus organizaciones pretendieron darle el carácter de
consulta previa e incluso amenazaron con la implementación de la brigada móvil
del ejército para garantizar la ejecución de la exploración y explotación minera. La
última de las estrategias es asegurar de un lado que la fase exploratoria no
requiere licencia ni estudio ambiental porque las perforaciones no van a ocasionar
ningún efecto en el territorio ni a las comunidades, y de otro que sólo dialogan con
las comunidades directamente afectadas, desconociendo la concepción de la
territorialidad y los efectos que la explotación del cobre ha dejado en otros
territorios nacionales y en el continente.

Por lo anterior, las comunidades indígenas y negras de la zona han denunciado el


caso en diversas ocasiones y han solicitado un verdadero proceso de consulta
previa a las comunidades. Ante la negativa de la empresa y del gobierno nacional
las comunidades realizaron un encuentro interétnico el 28 de abril de 2006 donde
acordaron rechazar completamente la implementa ión del proyecto minero en sus
territorios, desconocer la vocería y representación que algunas personas venían
realizando individualmente sin contar con las organizaciones étnicas de base y no
asistir a ninguna reunión convocada por la empresa y el gobierno nacional por no
existir un clima de confianza y ver vulnerados sus derechos. Simultáneamente
acordaron seguir discutiendo colectivamente el tem1a en las comunidades y exigir
la realización. de una verdadera consulta previa conforme a lo estipulado en la
normatividad internacional y no como lo establece I el código de minas y el decreto
1320 de 1998 normas claramente contrarias al bloque de constitucionalidad.
I

Lo anterior evidencia la importancia de la explotación minera en la zona5 y los


intereses económicos por parte de Ias multinacionales, donde este proyecto está
conectado e inmerso en una serie de proyectos en red que vienen siendo
pensados para todo el pacífico colombiano y denominad6s genéricamente como
plan Arquímedes, elemento principal de la estrategia del Plan Regional de
integración para el Pacífico.

• Señalamiento a las comunidades

• Señalamiento a los líderes, organizaciones étnicas y organismos que


derechos humanos que acompañan a las comunidades, acusándolas de querer
manipular a los indígenas y afrodescendientes para perjudicar la buna imagen
de la empresa.

• Directamente se acusa a las organizaciones no gubernamentales de


derechos humanos de manipular la información para afectar la imagen del
proyecto y la compañía, por estar interesadas en el manejo de los recursos
naturales y adquirir estatus como representantes de las comunidades.

5
Concretamente la empresa Muriel ha manifestado su intención de colaborar económicamente para que se
instale en la zona una brigada móvil del ejército, lo que permite pensar que la entrada de esta empresa en la
zona esté ligada a la ayuda militar de los Estados Unidos en Colombia, como parte esencial del Plan
Colombia puesto que no podemos olvidar que la explotación se ubica en la frontera con Panamá, donde
además existen intereses de avanzar en otros megaproyectos como la terminación de la carretera
Panamericana, las hidroeléctricas y el puertote Turbo.
• Con la fuerza pública y el gobierno nacional no se corre ningún riesgo y
paradójicamente en este punto tampoco de habla de la insurgencia. Es decir
que los únicos riesgos se tienen con las comunidades, sus organizaciones y
las organizaciones acompañantes.

PRUEBAS:

1. Documento: Informe diagnóstico de seguridad – entorno socioeconómico


(Segurity survey). La empresa. Bogotá, 27 de mayo de 2005. Señalamiento a
las comunidades de vínculos con las FARC.
2. SS

“Mi sugerencia práctica, con toda la convicción –apreciados mineros- es la


integración de ustedes con nuestra Fuerza Pública, lo requerimos. Es el único
camino para poder derrotar finalmente esas expresiones del terrorismo…”
Discurso del presidente Alvaro Uribe Vélez en la feria internacional minera,
realizada en noviembre 18 de 2005 en Medellín

OBSERVACIONES SOBRE EL ACTA DE REUNION DE INFORMACION DEL


PROCESO DE CONSULTA PREVIA EN EL AREA DE INFLUENCIA

En primer lugar la reunión celebrada el día 27 de marzo de 2006 en el municipio


de Murindó con los lideres indígenas, no fue convocado debidamente, ni se
utilizaron los medios adecuados, ni las entidades y organizaciones involucradas
para llevar realizar la reunión con las comunidades. En esa medida, el
representante de la OIA en el nivel regional, dejó constancia que solo se había
enterado el día 25 de marzo, mediante una llamada que recibió de un líder de la
zona. Deducimos de este, que empezamos a faltarle a la transparencia, lo cual
genera pérdida de la confianza y la imposición de un megaproyecto en detrimento
de los derechos de los grupos étnicos asentado en la zona.
No existe una agenda previamente concertada con las comunidades y la OIA,
Dirección de Etnias y la empresa para fijar directrices de entendimiento, y vemos
con mucha preocupación que traten de sabotear las reuniones con afirmaciones
como la que arrancó el proceso de consulta, y que además intentan utilizar a
líderes en la zona e intentar llegar directamente a ellos sin que tengan derecho a
una asesoría. Muchos de los engaños a comunidades indígenas que se
presentan es por que las misma entidades tratan de evitar que ellas cuentan con
una asesoría, a pesar de que son autoridades legítimas y son quienes definen los
destinos de sus comunidades.

No conocemos ninguna convocatoria a reunión a los líderes indígenas de la zona,


ni al representante legal de la OIA, toda vez que, nuestra organización es una
asociación de autoridades y cabildos de Antioquia y representa a todas las
autoridades indígenas del Departamento.

Es necesario retomar algunos puntos que aparecen en el acta que ustedes


elaboran posterior a la realización de la visita de acercamiento con las autoridades
indígenas con los que no estamos de acuerdo, y es en relación a los términos
utilizados frente a la consulta previa. Es de aclarar que no se ha iniciado un
proceso de consulta, tal como aparece en el acta de la reunión, el cual además no
la suscriben las autoridades y lideres de la zona.

Ya en un derecho de petición enviada al Ministerio de Minas y Energía, le


habíamos recordado que según la ley 21 de 1991, la consulta previa debe darse
desde el mismo momento que arranca un programa de prospección minera, lo
cual no ocurrió en los años dedicados a la prospección realizado por la Empresa
Minera Cubana Geominera S.A., con lo cual se puede concluir que han infringido
una norma que hace del bloque de constitucionalidad. Además, han violado
normas del mismo Código de Mina como es el artículo ART. 279 el cual señala
que “Dentro del término de 10 días después de haber sido resueltas las
oposiciones e intervenciones de terceros, se celebrará el contrato de concesión y
se procede a la inscripciones en el Registro Minero Nacional”... Aquí se observa
claramente que no hubo oposición de terceros o de las comunidades, porque no
se dio un debido proceso en todo el proceso previo a la suscripción del contrato
minero, no se notifico a los “terceros” o comunidades que podrían ser afectados
con el megaproyecto y en esa misma medida también transgredieron el Artículo
259 que habla de “Audiencia y participación de terceros. En los casos en que
dentro del procedimiento que antecede al contrato de concesión deba oírse
previamente a terceros, a representantes de la comunidad y a grupos o
estamentos sociales, se buscará que estos reciban real y efectivamente, por los
medios apropiados, el llamamiento o comunicación de comparecencia dentro de
los términos señalados en la ley”.

Así mismo, en el mismo código se señalan unos procedimientos a seguir antes de


dar paso a la suscripción de un contrato, tal como lo señala el “Artículo 260.
Carácter público. El procedimiento gubernativo previo a la celebración del
contrato es público y a él tendrá acceso toda persona en las dependencias
de la autoridad competente o comisionada. De todas las piezas y diligencias
podrán expedirse, de plano, copias a quien las solicite.” En este punto no nos
han entregado toda la información necesaria a las organizaciones indígenas y a
las autoridades indígenas mismas, lo que indica que hay transparencia, y que el
procedimientos establecido por la misma ley de minas, no se agotó debidamente.
En tal sentido, antes de señalar que se ha iniciado el proceso de consulta previa
es obligatorio a las entidades involucradas en la concesión minera, entregar toda
la información que hemos solicitado amparados en un derecho fundamental, como
es el de la petición, que sien es cierto que han entrego parcialmente la
información, es necesario mayor información de manera tal que tanto el Ministerio
de Minas y Energía, como la empresa minera cumplan con el principio de
transparencia administrativa.

Mientras den la información completa a las organizaciones y comunidades de la


zona del proyecto mandé, y se revise toda la actuación administrativa suscitada
previa a la suscripción del contrato de concesión minera, es de suma importancia
que la autoridad minera y ambiental, así como el concesionario minero valoren
todas las actas y pronunciamientos sobre el desacuerdo y la prohibición que como
autoridades indígenas reconocidas por la constitución y las leyes han hecho para
no permitir la realización del proyecto en sus territorios, los cuales no han sido
atendidos por terceros ajenos a los territorios indígenas, ni sus peticiones han sido
resueltas, violentando además en sus derechos adquiridos y fundamentales como
son los territoriales y los derechos que sobre ellos recae.

En materia del impacto ambiental, ustedes en el acta señalan que no lo


requiere y aducen el poco impacto que pueda generar con proyecto. Es vital
revisar nuevamente la legislación minera, que a pesar de violar normas de
tratados internacionales como el convenio 169 de la OIT en materia de
consulta previa para los pueblos indígenas y pueblos tribales, señala
también algunas vías para que su articulado pueda operar en derecho y en
justicia. En tal sentido, instamos al Ministerio del Minas y Energía, al Ministerio
del Medio Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, y a la Dirección de Etnias del
Ministerio del Interior y de Justicia a que tomen atenta nota en cuanto a la solicitud
de la licencia ambiental, en aplicación al artículo 94 en materia de explotación
anticipada, el cual señala que “Si el concesionario optare por iniciar una
explotación anticipada utilizando obras, instalaciones y equipos provisionales, o
las partes disponibles de las obras e instalaciones definitivas, deberá presentar un
Programa de Trabajos y Obras anticipado, una descripción abreviada de los
montajes que vaya a utilizar y dar aviso de la iniciación de dicha explotación.
Todo, sin perjuicio de tener oportunamente establecidas las obras e instalaciones
definitivas”. Si tenemos en cuenta que para esta etapa se requiere obtener la
licencia ambiental, lo más razonable jurídicamente es que también aun siendo
anticipada la explotación se obtenga la licencia ambiental, ya que en tal caso la ley
de minas no la prohíbe.
De otro lado, en la precaria información que nos han suministrado, además de lo
complejo, no hemos encontrado información relacionada al compromiso expreso y
documentado que hayan adquirido por parte de la Empresa Minera la Muriel
Corporation S.A en relación al Manejo Ambiental sobre el proyecto, tal como lo
indica el artículo 272 del C., de Minas el cual señala lo siguiente “En la propuesta
el interesado deberá hacer la manifestación expresa de su compromiso de realizar
los trabajos de exploración técnica con estricta sujeción a las guías ambientales,
que para esa actividad expida la autoridad competente, en un todo aplicadas a las
condiciones y características específicas del área solicitada descrita en la
propuesta. En caso de que la actividad de exploración requiera usar o aprovechar
recursos naturales renovables, deberá obtener el permiso, la concesión o la
autorización ambiental de la autoridad competente.” Aquí es necesario entender
que el mismo código señala que se puede adelantar trabajos de explotación aún
sin que se haya presentado el programa de trabajos y obras, el cual se presenta
con treinta días de anticipación a la fecha de vencimiento definitivo de la
exploración. Requerimos esta información además se verificar la
restauración que se propone cuando se estime que el proyecto no sea viable
técnica y financieramente, y en consecuencia se tengan que retirar con el
proyecto.

Continuando con algunas anotaciones sobre la participación y el procedimiento en


la convocatoria a la reunión del día 27 de marzo, no se puede confundir la
participación de las comunidades que serán impactadas por el proyecto, con
quienes exactamente hacen parte del proyecto como tal. Allí no solo afecta
culturalmente a las comunidades ubicados en el área del proyecto físicamente,
sino que su afectación está dirigida a los pueblos y grupos étnicos en sí mismo.
No podemos olvidar y seguir repitiendo consecuencias nefastas que han
ocasionado proyectos anteriores a la que se está ejecutando actualmente como es
el caso de Mandé y de otros que están por iniciar. Hacer la descripción de la
sentencia de la corte SU 509 de 2000 y el de 380 de 1993. En este orden de
ideas, entonces es el pueblo embera y los afro descendientes que vive en el
área del influencia del proyecto y las coadyacentes los que serán afectados,
el cual suma una población entre indígenas y afros de ------.

Es fundamental aclarar que en ningún momento se debe aplicar el decreto 1320


de 1998, porque además es una norma que fue elaborado y aprobado de manera
inconsulta con los pueblos indígenas, y contraria los usos y costumbres de los
grupos étnicos de la zona. Es necesario que se respete el derecho que tienen las
comunidades a objetar la aplicación del decreto 1320 de 1998. En tal sentido, no
se puede entrar a afirmar como aparece en el acta en revisión, que los únicos que
firman “las actas de la consulta previa” son los consejos mayores y menores, ni
son los únicos con quienes tienen que hacer el acuerdo. Afirmación que infringe el
debido proceso, en cuanto que los pueblos indígenas no compren los términos
técnicos de la jerga minera, ni jurídica, lo cual los sitúa en situación desfavorable
frente a las instituciones, en cuyo caso es necesario el apoyo y la asesoría de las
organizaciones regionales. En nuestro caso, es decir, la OIA, es la asociación de
autoridades y cabildos de Antioquia, y como tal representa legalmente a estas
autoridades ante el Estado Colombiano sin deslegitimar y desmeritar a las
autoridades indígenas en la zona.

No se debe entender que la consulta previa se realiza para mejorar la calidad de


vida de los grupos étnicos de la zona, pues es de vital importancia que ella se
entienda como un derecho fundamental que se debe obligar al Estado a cumplir.
Características del suelo en el Resguardo de Murindó (parcialmente)

En la resolución No. 014 del 18 de febrero de 1987 mediante la cual se constituye


el resguardo señala que “Los suelos del asentamiento indígena corresponden a
las unidades fisiográficas del planicie aluvial y de cordillera. Los primero se
localizan sobre ambas márgenes del río Murindó, presentan topografía plana a
fuertemente inclinada, son de clase III y representan solo el 10% del área del
resguardo (1827 Has). El área estante corresponde a suelos de cordillera de
clase VI y VII, baja fertilidad, susceptibles a la erosión, con piedra en parte de la
superficie, relieve ondulado a quebrado; la mayoría de estos suelos se cubre de
vegetación natural, propia de clima húmedo tropical, la cual debe conservarse
para protección de los recursos naturales”. Así mismo, en la resolución precisa
que el resguardo está ubicada en zonas de área de reserva forestal (ley 2ª de
1959), pero se parte de que estos territorios siempre han estado ocupados por los
indígenas y anterior a la creación de las zonas forestales, y en esa medida tienen
el derecho a pedir la legalización al Estado. Esto mismo es aplicable a que los
territorios indígenas siempre han estado allí ocupados por ellos, y que las
legislaciones como el código de minas y el derecho en materia de consulta no
debe ser aplicable de manera imperativa, en aras de hacer justicia con los pueblos
indígenas, así mismo existe unos derechos adquiridos anteriores a las
concesiones mineras otorgadas a la Muriel Coporation.

Estos territorios no tienen posibilidades de ampliar, lo cual indica que se convierte


más gravosa la situación de los grupos étnicos en la zona.
CHIGO

RIO

Figura 7
CAREPA
RIO Carepa
Y = 710.000

RODO
SINTRAMINERCOL
Congo
El Congo
Río
ORO - METALES PRECIOSOS
Río RIOSUCIO, ATRATO ( ANTIOQUIA- CHOCO )
CHIGORODO Pista
Chigoro ESCALA : DIBUJO Y COMPUTO : FECHA :
ANTIOQUIA
1 : 500.000 Domingo Hernán Carriazo Noviembre de 2000

Champita Necolí
Venado docito a Montería

Qda. Crío. El Venado


El Dos CORDOBA
Qda.
Crío. El Guineo Caucasia
Turbo
APORTE
Apartado 1236
Crío. Tigre
Chigorodo

Barranquillita
Pavarandocito Caucheras
Pto. Valdivia
Pavarandogrande
Río Mutatá
Guapá Force

Río Jurado
Dabeida
CAUCA Yarumal
RIO Frontino Cañasgordas Río
Nechi
CHOCO Chontaduro
Tuma ATRATO
Murrí Santafe de Antioquía
LEON Río
radó Río
Crío. Jurado San Jerónimo

X = 1’320.000 Leónrando MEDELLIN


Santuario
RIO RIO a Cocorna
Caldas
Ecua
Río
Ciénaga REPUBLICA DE COLOMBIA
Pozo de Agua Río Río Chandó
Villarteaga Río
Río VENEZUELA
Porroso MAR CARIBE

Caño
León Medellin

ANTIOQUIA

O. PACIFICO

ECUADOR
La Primavera
BRASIL
SUCIO Bajira Villarteaga PERU

RIO Cñ.
Caño Pavarandocito
Claro

Claro
Mutatá
Caño
da
Pavarando Grande Río
Rura
Qda. Río
Río
Chon MUTATA
Río Bedó
Río
Río Ura Pava
Río tadu RIO
Choco da
rando ralito
o Qda.
Jiguamiando Tam
bo rales
Puerto Lleras
Jarapeto Honda
Río
Antadia SU
Ji CIO
miando
gua

Aporte 1236 ( 101.981 Ha ) Nov./87


Aporte 1236 ( 121.532,31 Ha ) Solicitud de Modificación